lunes, 31 de marzo de 2008

El Brownie de la Felicidad

Estoy a punto de meterme en la cama y decir adiós al mes de marzo cuando:
¿Sabes hacer arroz a la cubana? Me pregunta mi hermano.
Pues la verdad es que no; eres tú el cocinilla. Y le he recordado la increíble pero cierta receta que me cedió gustosamente hace un tiempo y que yo, con su permiso, difundo. El valor del producto y de su efecto en las personas es incalculable. La gente se vuelve completamente loca tras el primer mordisco. ¡Suerte con tus víctimas!

EL BROWNIE DE LA FELICIDAD
Ingredientes:
120 gr. Mantequilla (que morirá derretida)
2 Huevos (de gallina)
175 gr. Chocolate negro (tizón)
1 pellizco de sal (¡ay!)
175 gr. Azúcar
150 gr. Nueces (pelar y cortar en trocitos)
Medio paquete de azúcar vainillado
120 gr. Harina

Para que sea El Brownie de la superfelicidad sírvelo con: helado de vainilla y sirope de chocolate. Recuerda que este consejo es una excelente idea ya que en el hipotético caso de que el postre no te salga como esperabas, al menos tienes algo fresquito para engañar al paladar.

Preparación en solo 10 pasos:
1. Derrite la mantequilla en una cazuela.
2. Corta en trozos pequeños el chocolate y los añades a la mantequilla hasta derretirlo todo.
3. Quita el fuego y añade el azúcar removiéndolo con cuchara -o con pata- de palo.
4. Añade después los dos huevotes, ya batidos, y la sal, y mézclalo rápidamente (¡más rápido que te veo!)
5. Por último añade toda la harina (con una mano) y las nueces (con la otra) sin dejar de remover (con la tercera mano).
6. Unta con mantequilla el molde (cuadrado de aprox. 23cm x 23cm) y vierte el contenido de la cazuela alisándolo con una espátula.
7. Calienta el horno a 200º C y cocina el brownie durante 25 minutos a 180º C.
8. Déjalo enfriar, desmóldalo y sírvelo acompañado del helado y del sirope.
9. Degústalo.
10. Si sale rico rico, como debe ser, llámame para comprobarlo y tú se feliz disfrutando del resto.

Recomendaría el chocolate de Pierre Marcolini. Quienes lo han probado aseguran que es el mejor que han catado jamás y me pidien que les envíe cajas con una frecuencia alarmante. En cuanto vuelva a Bruselas voy a hablar yo con el Pierre ese a ver qué ingrediente de tal potencial adictivo está colocando a/en sus bombones... y que nos lo cuente para añadirlo a esta receta.

1 comentario:

Jack dijo...

Más de 5 años repartiendo brownies por el mundo.
Conserva por lo menos este post, Pó.