miércoles, 1 de octubre de 2008

Día uno y ya cansada

Estoy harta. Estoy cansada de cuatro cosas que enumero a partir de ya.

  1. De elegir contraseñas y claves secretas de acceso porque todas están elegidas por otro usuario. O me obligan a que sean de seis cifras. O me recomiendan mezclar cifras y letras. El otro día, con esa obsesión, estaba escribiendo un email y puse dos veces la misma palabra. Me dije: Quietecita; tienes que buscar otra que esa ya la has escrito una vez
  2. De tener que aguantar el escozor de las etiquetas que vienen por dentro de la ropa. Parecen un manual de instrucciones al que arrastro conmigo y me olvido de que tiene fácil solución. Tijeretazo y adiós.
  3. De mover la antena a la par que la ruedecita de la radio pequeña de la cocina. Después de innumerables intentos, cuando por fin he encontrado la emisora (que no es la que quiero sino la que hay), y he preparado mi desayuno, cada vez que estiro la mano para coger la mantequilla el transistor parece estar poseído por los marcianos fffffsssssssssprrrrrrrrr rrprINTERFERENCIASSSffffss ddaaaasldfiejrprpejsjsjjddlkwe.
  4. De la cantidad de versiones francesas que hay de canciones en inglés y en español. No puedo.

    De todo eso estoy cansada.

¡Ah! También me cansé el otro día de una guía turística que nos enseñó unas ruinas encontradas debajo de la Bolsa de Bruselas. La mujer era tartamuda. Yo fui intransigente.

4 comentarios:

Anux dijo...

PUNTO 1: Tb a mí me pasa... aunque algo peor!confío en mi memoria, me invento contraseñas nuevas pensando "esta es buenísima y no la olvido ni de coña" y luego imposible recordarlas!!
PUNTO 3: Los desayunos son horrorosos porque la radio de cocina de nuestra casa no tiene antena!! te tiras el desayuno moviendo ruedecita y cuando encuentras algo ya es demasiado tarde.

PD.¿Cómo pueden poner una guía tartamuda? eso es mala leche!

natxolavapies dijo...

Joder, joder!

A mí me ponen una guía tartamuda y es lo mejor que a uno le puede pasar si visita las ruinas bajo la Bolsa de Bruselas!

Se me está ocurriendo que mucho más divertido sería que el guía tuviese frenillo y te estuviese enseñando el AnfiteatRo y CiRco de MéRida por donde paseaban el EmpeRadoR y los GladiadoRes.

Lna dijo...

Jeje. Mucho más gracioso teniendo en cuenta que pronunciaría con acento francés. Pero, ya te digo, en caso de haber ocurrido en Mérida alguien habría hecho companía a los leoncillos.

Pd. Por cierto Anux, he desvelado el misterio de mi radio. Se llama... PILAS.

natxolavapies dijo...

Hubiese acabado yo con los leones!!

En Mérida lo que hay es teatRo y anfiteatRo, no? Nada de CiRco hasta donde yo sé. MiRaRé wikipedia.

Ánimo con ese cansancio!