martes, 12 de febrero de 2008

¡Viva Amberes!

Ha pasado hoy por mis manos el CV de Fulanito de tal. Nacido el día X del mes Y del año Z. Nacionalidad, costarriqueño. Dirección, De la antigua Mercedez Benz, 125 metros norte. y 75 metros oeste, calle sin salida, penúltima casa. Escazu, San José… Todas las direcciones en Costa Rica son así. Lo que en un tiempo fueron señas o indicaciones complementarias, se ha ido convirtiendo en la auténtica dirección. Y tal cual se escriben. Dominar los puntos cardinales y tener un excelente sentido de la orientación son esenciales para no perderse en dicho país.

Del curro he ido a mi casa: dirección sur oeste a 50 metros del Paki de la esquina. Los pakistaníes bruselienses o bruseleños son los equivalentes a los chinos madrilienses o madridistas. Me he cambiado de ropa, mi asistente de imagen me ha embellecido y he ido a presentar, en español, un espectáculo de flamenco con voz algo temblorosa al principio y más segura al final, tanto, que han tenido que hacerme chantaje emocional y prometerme un plato de fresas con nata para arrebatarme el micrófono. Por su parte, el presentador me ha echado un piropo en francés. Yo me he sonrojado en silencio y él finalmente ha dado paso al concierto en neerlandés.

A la mañana siguiente, los rayos de sol me despiertan y una invitación a Amberes me levanta de la cama. Me dirijo a zona flamenca. Voy hasta Lovaina, que me enamora, y desde ahí en coche a la ciudad de los diamantes donde el Rubens se las pillaba gordas…

Entramos en el lujoso Teatro Real con pinta de domingueros. Yo llevo unas zapatillas rotas que han ido limpiando la calle y, como quien levanta la alfombra para esconder lo que ha barrido, he ido guardando la porquería en la raja de la suela. Pedimos café a un precio de risa (pagas y te carcajeas) excepto uno del grupo que elige la enorme cerveza checa Urkel. Se acerca a nuestra mesa un hombre mayor, elegante y de ojos tan chispeantes como las piedras preciosas que empuñan su bastón. Nos dice que alguien de esa mesa is a lucky person. A continuación: soy el representante de cervezas Urkel en Bélgica; usted está tomando la mejor cerveza del mundo y con mucho gusto le voy a invitar. Yo dejo de beber el capuccino. Miro sin cesar a los lados buscando al director general de Nescafé pero allí no viene nadie. Mi taza se queda helada y el azúcar, amargo.

Paseamos cual turistas, es decir, andamos tan despacio que cansa. Atravesamos una calle con tiendas de productos de autobronceado y comercios clandestinos donde venden una crema que usan los negros para blanquearse. Lo que me hace pensar que el ser humano vive en una adolescencia perenne que le obliga a llevar siempre la contraria.

Por la noche, concierto. Música gipsy-ska-balcánica. Soy una serpiente encantada que se mueve obedeciendo al saxo y teclado, a la guitarra y a la batería. Todos saltamos, bailamos o descansamos cuando las notas dictadoras lo desean. El tema de despedida, una versión chulísima de una canción de Kill Bill.

Después de este fin de semana de inmersión en la cultura flamenca, me ha picado el gusanillo y creo que voy a aprender esa lengua que recuerda al alemán, tiene mucha semejanza al inglés y un español la puede pronunciar sin dificultad. Por ahora ya sé decir gracias (hacerlas siempre he sabido).

2 comentarios:

Rodrigo dijo...

Avez-vous vu la statue de Brabo?, Le héros qui, selon la légende, a fondé la ville de battre Antigón tyran, sa main à couper et jeter à la rivière. En fait, le nom de la ville en néerlandais, Anvers, est dérivé de "main" (main) et "werpen" (lancement).

Pajaruni y mikelekim dijo...

Que blog mas chachi Elena, soy Mikel, y me lo acabo de leer to del tiron. Me hace gracia porque yo tambien he empezado uno motivado por mi vida en un pais francoparlante. El mio es http://86notredamedeschamps.blogspot.com/.
Sigue así, leer el tuyo es un placer