viernes, 11 de junio de 2010

Con el Haka a ninguna parte

Mi cuerpo creía recuperar su libertad. Lo siento por él. Mira con cara de asco la chaqueta que cojo para ir a la calle y piensa, Esto se alarga. Vuelve a hacer frío. Las malas noticias que nos van llegando día tras día han afectado el curso natural de las estaciones. El verano es mentira, nada es de fiar y pocos están a buen recaudo. Los que tienen trabajo, porque hay contratos sujetos con alfileres sobre corcho a medio podrir. Los funcionarios, ¿creíais que las condiciones firmadas no iban a sufrir modificaciones? Los parados, porque ven que la entrada al mercado laboral está cerrada y su candado en proceso avanzado de oxidación. Y para darle más emoción al panorama, las sucesivas reformas legislativas han encontrado sección especial en los telediarios.
.
En España se ha vivido demasiado bien y bajar ahora de esa comodidad de hago chás y consigo lo que me apetece, no es fácil. Como dice Andriu: "a la gente le gusta "rosmar" (en gallego, quejarse) sin dar soluciones".
.
Por mi parte, la búsqueda de trabajo resulta entretenida, pero también desgasta, y algunas recomendaciones sobre cómo hacerlo rozan el absurdo: “El CV es mejor acompañarlo con foto”. “No, sin ella que estás demasiado sonriente. Pero incluye la fecha de nacimiento”. “No, sin nada. Y quita las aficiones, eso no interesa”. "No escribas el nombre demasiado grande ya que indica egocentrismo. Ni muy pequeño porque demuestra poca confianza en ti mismo". Los que te rodean también tienen algo que decir con respecto a la entrevista. “No te cruces de brazos ni para rascarte el codo". “Las manos sobre la mesa o en los muslos. ¡En los tuyos!”. “Y mira a los ojos pero no demasiado fijo que pueden pensar que estás zumbado de la cabeza”. “Sé amable”. En general, comentarios que pintan al entrevistador como a un jugador del All Blacks a punto de iniciar el Haka, su atemorizante danza maorí.

Así, mientras una hace el caso justo a los consejos, se mueve y remueve, sigue aguantando chaparrones de todo tipo. El más literal (y literario) nos cayó en la Feria del Libro de El Retiro y vino acompañado del comentario de un dependiente: “Días como este hacen mucho daño a la venta”. Arrinconado, se veía su ventilador sin enchufar.
.
Y una sigue respetando de forma sagrada sus fines de semana. El pasado nos regaló la posibilidad de ver a tan solo quince metros una familia de buitres leonados (en latín, Gyps Fulvus; en gallego, no sé) anidados junto al río Duratón. Pudimos también ver una Mantis Religiosa que desató una polémica: ¿son venenosas o no? No lo son ¿Se zampan la cabeza del macho después del apareamiento? Esto se ha observado únicamente en cautividad y no en la naturaleza.


Mantis Religiosa segoviana. Foto de P.H.R.

Este finde empieza ahora mismo. La mente se relaja y el cuerpo se imagina con flecos, perlas y una flor negra. Suena el contrabajo, la flauta, la batería y el clarinete, el charlestón futurista de Caravan Palace y su motivante swing.
.
(Escribo el último párrafo como si la música y el baile fueran la cura de todo... Al menos del frío, sí).

4 comentarios:

Tenochtitlan dijo...

Jajaj! me parto con lo de "rosmar"! pues sí... qué más puedo decir. Ese pesimismo español traspasa fronteras y viaja hasta el otro lado del charco, y nos pone los pelos de punta; y como espinetes nos imaginamos a nosotros mismos enfrente de nuestros "haka-entrevistadores", a todos los que dentro de poco nos tenemos que enfrentar a la cruda realidad del mercado laboral...
Pero como ya sabes y has experimentado: lo bueno se hace esperar :-)
Yes you can!
Un abrazote!

Mery dijo...

Jelen animo con el CV! normal que de tanto que hablar, quieren que metas toda tu vida en un folio que si no aburres...
Si le dijeses eso a los chicos que vas a conocer? mira dame tu curriculum y ya te llamaremos!

Un zopilote!

PD: Yo me bailo caravane contigo cual Christopher Walken!!!

Lna dijo...

Yo aún diría más en estos feminidías : Christophar Walkan!

chous dijo...

Mi madre!! Que asco de bicho!!! Yo creo que el macho se muere de asco y no decapitado!